RECOMENDACIONES

PLANTACION

Antes de efectuar la plantación es necesaria una preparación adecuada del terreno, para ello es fundamental la tarea de subsolado profundo (0,90 a 1,10mts) en lo posible en dos sentidos opuestos, esto permite suficiente aireación de las raíces, mayor drenaje, gran expansión radicular y por ende mayor exploración radicular en el suelo, también mejora el anclaje del árbol y la nutrición. Es indispensable la ruptura del pie de arado para así lograr lo antes mencionado. Una vez preparado y nivelado el terreno, se procederá a la apertura de hoyos, es conveniente que se hagan los hoyos unos días antes de la plantación, de esta forma el suelo se asolea y se oxigena logrando un potenciamiento, entre otras cosas, de la flora microbiana benéfica.
Para lograr que la planta enraize con más fuerza se puede agregar fósforo en el hoyo, lo ideal es agregar 0 - 46 – 0, ya que si se agregan otros macro nutrientes se pueden intoxicar las raíces jóvenes, la dosis recomendada es de 100gr por hoyo, resulta de suma importancia que se agreguen cerca de 5cm de tierra arriba del fertilizante para evitar el contacto directo con las raíces y su posible intoxicación.

También es posible aplicar la última tecnología en la plantación de frutales la cual incluye un tratamiento que persigue 3 objetivos:
1-Eliminar posibles ataques de hongos de cuello (Phytophthora)
2-Lograr a través de un conjunto hormonal un rápido y abundante enraizamiento.
3-Mejorar la flora microbiana del suelo agregando una carga de microorganismos benéficos.
En el orden indicado los productos a usar para estos fines son:
1-Indicate + Phyton
2-Dry-seed
3-Soil extra

Opcional: Para el control de nematodos en especies o variedades sensibles o suelos infectados (salvo que exista fertirigación) se debe agregar 15gr por hoyo de Furacarb 10G. Nota: Ante cualquier duda contactarse con nuestro departamento técnico, el cuál le suministrará las dosis y formas de aplicación.

Nota: Ante cualquier duda contactarse con nuestro departamento técnico, el cuál le suministrará las dosis y formas de aplicación.
Una vez preparado el terreno se procede a colocar la planta en el hoyo cuidando de que esta quede a la misma profundidad que tenía en el vivero y vigilando también la correcta distribución de sus raíces. Se procede a tapar el hoyo, se apisona cuidadosamente y se riega inmediatamente (ver riego). Una vez colocada la planta en el hoyo, es necesario realizar una reducción de la copa, para compensar la pérdida de raíces al extraer las plantas del vivero.
Debido a que lo más importante en la vida de la planta son sus primeros años de vida es conveniente continuar con la fertilización, cuando la planta ya emitió brotes nuevos en la primavera y estos ya superan los 15 o 20cm se pueden hacer aplicaciones foliares de bio estimulantes (el más indicado es Crop – TM Plus) y también se puede agregar nitrógeno en el suelo de forma quincenal junto con los riegos, para ello consulte con nuestro departamento técnico. De esta forma se logrará una planta productiva.
Una vez plantada la planta no es conveniente remover la tierra alrededor del frutal para evitar el daño de las raíces.

POLINIZACION

En el momento de la floración es importante tener en cuenta la polinización de las flores, ya que esto asegura la producción de frutas. Algunas especies son autofértiles y sus flores se fecundan con su propio polen. En otros casos es necesario colocar más de una variedad, para asegurar una polinización cruzada, ya que de lo contrario no habrá producción. Cuando la polinización es cruzada, es muy conveniente la presencia de abejas.

RIEGO

Una vez realizada la plantación se recomienda no realizar más de dos riegos por la línea de plantación, lo conveniente es inmediatamente después de este segundo riego con un cultivador hacer un surco de riego a cada costado de la planta distanciado aproximadamente 15cm hacia cada lado, de esta forma se protege con tierra el cuello de la planta y se evita que éste sea mojado durante mucho tiempo con agua, evitando así la posible entrada del hongo de cuello. Año a año hay que agregar tierra en el bordo y alejar el surco de riego de la planta.
La cantidad de agua necesaria varía con la época del año y con la especie frutal. No debe faltar en la época de crecimiento y cuando se forman los frutos. Hay que evitar los excesos y encharcamientos y sobre todo cuidar la calidad del agua de riego.

PODA

En los primeros años se realizan podas de formación para conseguir una copa equilibrada y dar la forma adecuada al árbol, según sea la conducción elegida.
Cuando el frutal comienza a fructificar, la práctica usual es la poda de fructificación. El objetivo de esta poda es conseguir el equilibrio entre la parte productiva y vegetativa del árbol, rebajar la copa y mantener su forma. El tratamiento que recibe cada árbol depende de la especie, variedad y condiciones de cultivo. Esta poda se realiza principalmente sobre las ramas del último período de crecimiento y puede ser seca (cuando no hay hojas) o verde para abrir la copa y mejorar la entrada de luz, llamada poda en verde.
La poda se realiza con eliminación y/o acortamientos de ramas. Se eliminan ramas desde la base, para permitir una mejor entrada de luz y aire y lograr una mejor distribución de los nutrientes en el árbol. Se eliminan, en primer lugar, los chupones (ramas de gran vigor, verticales, gruesas e improductivas), los retoños que aparecen en la base del tronco y lugares indeseables, las ramas secas, rotas y enfermas. Luego se procede a eliminar las ramas de producción para que las que quedan estén bien distribuidas en distancia y orientación.

Otra forma de poda es un acortamiento leve o intenso. El objetivo de acortar una rama es favorecer la aparición de ramas largas. Cuanto más se acorta más vigorosas son las ramas que se forman de las yemas que quedan. Este tratamiento, en su justa medida y combinado con un raleo, es el adecuado para aquellos frutales que fructifican en ramas largas (duraznero, ciruelo japonés, damasco). Asimismo es adecuado acortar ramas cuando el árbol muestra escasa fuerza, para obtener como respuesta la aparición de ramas largas y vigorosas. Esto acompañado a una fuerte fertilización.
Nota: Todo corte que supere los 5cm de diámetro es aconsejable pintarlo con pinturas especiales o directamente preparar una solución de 50% de esmalte sintético y 50% de alguna formulación líquida concentrada a base de cobre.

SANIDAD

Otra forma de poda es un acortamiento leve o intenso. El objetivo de acortar una rama es favorecer la aparición de ramas largas. Cuanto más se acorta más vigorosas son las ramas que se forman de las yemas que quedan. Este tratamiento, en su justa medida y combinado con un raleo, es el adecuado para aquellos frutales que fructifican en ramas largas (duraznero, ciruelo japonés, damasco). Asimismo es adecuado acortar ramas cuando el árbol muestra escasa fuerza, para obtener como respuesta la aparición de ramas largas y vigorosas. Esto acompañado a una fuerte fertilización.
Nota: Todo corte que supere los 5cm de diámetro es aconsejable pintarlo con pinturas especiales o directamente preparar una solución de 50% de esmalte sintético y 50% de alguna formulación líquida concentrada a base de cobre.

FERTILIZACION

La necesidad de abonar el suelo dónde se encuentra el árbol surge debido al consumo de nutrientes por parte de la planta o debido a la falta de algún nutriente en particular. La respuesta a la fertilización siempre estará asociada a los demás factores del medio, los cuales no deben ser limitantes. Las plantas utilizan en mayor medida , los macronutrientes (primarios: nitrógeno, fósforo y potasio; secundarios: calcio, magnesio y azufre). Se aplican generalmente vía suelo. Hay otros elementos que las plantas utilizan en menor proporción, los micronutrientes, pero que son igualmente necesarios para el crecimiento y la producción (hierro, zinc, boro, cobre, etcétera). Pueden aplicarse con pulverizaciones en el follaje. Para cada especie y variedad deberá planificar de acuerdo con el asesoramiento obtenido a fin de garantizar la correcta dotación de nutrientes.

Ruta 40 Km. 73 - (C.P. 5560) - Tunuyán - Mendoza - Argentina
Tel. Fax: (54-02622) 425181 -424998 E. mail: info@agroviveros.com.a
r